Cómo actuar frente a una inspección de trabajo

//Cómo actuar frente a una inspección de trabajo

La inspección de trabajo puede iniciarse con una visita sorpresa. Por lo tanto, es necesario estar informado del protocolo de actuación, las obligaciones que tenemos y los derechos que nos asisten.

En primer lugar, lo que hay que hacer es avisar al responsable del centro de trabajo y a los representantes de los trabajadores.

Es conveniente ponerse en contacto con un especialista en derecho laboral desde que se tiene conocimiento de la actividad inspectora ya que sus recomendaciones reducirán el impacto de la inspección y sus consecuencias. El objetivo es evitar infracciones por desconocimiento de cómo actuar y aportar la información pertinente. Además, la persona especialista puede advertir defectos formales en la inspección de trabajo que luego faciliten la anulación del acta de infracción si es posible, o puede alegar circunstancias atenuantes para reducir la sanción propuesta.

En el caso de una empresa o persona jurídica, si el domicilio constituye un centro de trabajo, existe la obligación de permitir la entrada a los inspectores y subinspectores. Estos, tienen autoridad pública y pueden entrar en todo centro de trabajo, establecimiento o lugar sujeto a inspección, sin previo aviso y en cualquier momento, así como permanecer en el mismo libremente.

Es muy importen tener en cuenta que no se debe negar la entrada a la inspección de trabajo ni obstruir su actuación, ya que, en función del tipo de obstrucción cometida la sanción podría ser considerada como leve o grave y podría acarrear una sanción de hasta 187.515€.

Por el contrario, el domicilio particular es inviolable, por lo que, si el inspector acude a un centro de trabajo que coincide con el domicilio de una persona física, este deberá obtener expreso consentimiento del titular del hogar o la preceptiva autorización judicial.

Debemos solicitar al inspector que se identifique y acredite su condición, ya que, en caso contrario, no tiene derecho a inspeccionarnos ni tenemos obligación de atenderle.

Sin embargo, si el inspector considera que dicha identificación puede perjudicar el éxito de sus funciones, desaparece la obligación de identificarse como tal.

Por todo lo expuesto, las pautas que debemos tener en cuenta a la hora de afrontar una inspección de trabajo son las siguientes:

  • Mostrar una actitud colaboradora: la obstrucción a la actividad inspectora no solo constituye una infracción sancionable, sino que además ello solo puede favorecer que, la propuesta de sanción del inspector lo sea en una cuantía más elevada.
  • Mantener la calma: no es aconsejable que la persona que comparezca ante el funcionario actuante sea alguien de carácter fácilmente irascible o lo haga alterada. En la línea apuntada anteriormente es aconsejable que la persona que comparezca se manifieste, por lo menos aparentemente, como colaborador y dialogante.
  • Preparar adecuadamente las comparecencias: es necesario preparar con carácter previo a cualquier comparecencia por poco trascendente que pueda parecer, toda la documentación que se aportará y que la misma sea supervisada por abogados, asesores o personas con conocimientos adecuados sobre la materia.
  • Comparecer representado por un asesor experto en la materia: Aunque no resulta exigible ni legalmente obligatorio, resulta altamente imprudente que el propio empresario comparezca personalmente ante el inspector actuante. Es aconsejable que se delegue esta facultad en un experto en asesoría laboral  en quien no sólo estará más acostumbrado a la dinámica de la Inspección de Trabajo, sino que además podrá defender cualquier asunto que se plantee con más argumentos técnicos.

 

2019-05-06T11:05:11+00:00 06 / mayo / 2019|Laboral|

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies